Mis favoritos de Kiehl’s

¡Buenos días!

 

 Como ya sabéis, Kiehl’s es una de mis marcas de cosmética preferidas, puede que la que más me guste de todas. Tiene productos que me encantan (y otros que no tanto, como todo en esta vida). Por eso he pensado que sería una buena idea contaros cuáles de sus productos son los que más me enamoran y cuáles considero prácticamente imprescindibles en mi rutina de cuidados.

 

¿Un kit – kat mientras echáis un vistazo? (;
 Uno de mis indispensables es el Epidermal Re – texturizing Microdermabrasion, más comúnmente conocido como el tratamiento de microdermoabrasión de Kiehl’s. ¡Revisando me he dado cuenta de que no tiene review individual! Sinceramente pensaba que sí que la había hecho, dado lo mucho que me gusta, por lo que he tomado nota para ponerme manos a la obra y contaros totalmente en detalle todo, todo y todo sobre este producto. (By the way, to my English-speaking friends, My sister just published a review on cat car products, she’s a cat lover, let’s check it at here)

Es, junto con el Buffing Grains for Face de Bobbi Brown, mi exfoliante preferido. La cantidad que se necesita es mínima para todo el rostro. Está compuesto de minúsculas partículas de tamaño uniforme que realizan una exfoliación profunda de nuestra piel. Sólo hay que tener cuidado en la presión que ejercemos en el masaje facial al aplicarla, pues en pieles muy sensibles (como la mía) si nos pasamos podemos irritarlas. El resultado es una piel suavísima, uniforme y con mucha más luminosidad. Me chifla.
Su precio es algo elevado (46 € el tubo de 75 mL), pero cunde muchísimo. Mi primer bote lo gasté en casi dos años, y además lo compré en un Friend’s and Family con un 20 % de descuento. Totalmente recomendable.
Otro producto que me re-que-te-encanta es la famosísima Crème de Corps.
La que os enseño en la foto es la versión light, pero cualquiera de sus dos formatos (la normal o ésta), me apasionan. Es, con mucho, mi hidratante corporal preferida de todos los tiempos. Quizás la versión normal me guste más, pero su hermana “ligera” me encanta especialmente en verano, ya que se absorbe antes. La textura es una delicia, deja la piel intensamente hidratada sin aportar sensación pegajosa ni aceitosa, se absorbe bastante bien y, además, apenas tiene aroma. Este último detalle me gana por goleada. Como sabéis, suelo evitar las hidratantes corporales que dejan en la piel “demasiado” perfume, por lo que en este sentido, Crème de Corps es perfecta.
Su precio varía según el tamaño que elijamos. A mí me suele gustar el de 250 mL porque es muy manejable (tiene un precio de 30,50 €). Pero lo tenéis también en formato de 125 mL, 500 mL y hasta 1 L.
El contorno de aguacate también viene siendo un habitual del blog. No sé la de tarritos que he gastado de él (aquí os dejo su correspondiente entrada). No sólo hidrata intensamente la zona, sino que aporta muchísima luminosidad. Ahora mismo no tengo ninguno en uso, pues estoy gastando el de Azulene de iherb. Éste también me parece un contorno fantástico, pero no aporta toda la luminosidad que da el de aguacate de Kiehl’s. Como tengo las ojeras bastante pronunciadas, es un gran punto a favor este aporte de luz a una zona tan delicada. No es que no me guste el deAzulene, que me encanta, pero no consigue superar al de Kiehl’s.
Lo tenéis en formato de 14 mL a unos 28 € y de 28 mL a 41 €.
Mi hidratante facial de cabecera es, como ya he comentado alguna vez, la Ultrafacial Cream (la del bote blanco). Realmente, a la hora de elegir hidratante busco simplemente eso: que hidrate. Me da igual que tenga activos anti – edad, anti – manchas o lo que sea (ya uso previamente un sérum que me aporta las necesidades que requiera mi piel en un momento determinado). Tampoco es para mí clave que contenga SPF, puesto que luego siempre aplico protección facial de SPF 50. Para mí, lo fundamental es que la hidratante, valga la redundancia, hidrate. Y Ultrafacial lo cumple a la perfección.
El año pasado me hice con su versión oil – free para verano, pues con tan altas temperaturas a mi Ultrafacial le costaba bastante más absorberse. Y también estoy encantadísima con ella (os prometo review), aunque lo que me sobró lo guardo para cuando empiece de nuevo el calor. Aquí tenéis la review de la Ultrafacial Cream. No hace mucho han sacado una versión aún más hidratante que debe ser un sueño para emplearla como crema de noche: la Ultra Facial Deep Moisture Balm. Creo que en el próximo Friend’s and Family me haré con una sin falta (:
Su precio es muy asequible, dado lo buena que es y lo que  cunde: 26 € el bote de 50 mL y 40 € el de 125 mL.
La mascarilla de oliva es un producto fantástico para el cabello. De las mejores mascarillas que he utilizado en mi vida y que, de podérmelo permitir, nunca faltaría en mi cuarto de baño. Deja el pelo suave, desenredado, controla muchísimo el encrespamiento, aporta brillo y cuerpo gracias a ingredientes como el aceite de oliva y el de aguacate, y además, deja un aroma riquísimo en el cabello. Lo único malo… su precio: 34 € el frasco de 250 mL. Pero ella lo vale, creedme. Aquí tenéis su review.
 
‘Clearly Corrective’ es un sérum del que también os he hablado varias veces en el blog. Si bien no es “fulminante” como tratamiento anti – manchas, sí que las va aclarando y atenuando progresivamente con su uso continuado. Cuando lo he utilizado no he conseguido hacerlas desaparecer por completo (imagino que para esto harían falta tratamientos más agresivos), pero sí difuminarlas bastantes. No obstante, lo que más me gusta de este producto es que aclara la piel y aporta muchísima luminosidad. Además, su textura líquida hace que se absorba enseguida y no deja sensación pegajosa. Su precio es de 47 € para el formato de 30 mL y de 66 € para el de 50 mL.

 

La limpiadora Ultrafacial era mi limpiadora favoritísima de la marca hasta que probé la de Caléndula, que la relegó a un digno segundo puesto. No contiene jabón, por lo que limpia la piel suavemente pero de forma eficaz, sin agredirla, y dejándola suave y calmada. Me chifla como limpiadora de mañanas. No me extiendo más porque os la citaré dentro de muy poco en una ronda de productos terminados y en breve tendrá su review individual. ¿Su precio? 28 € el dosificador de 230 mL, aunque también tenemos botecitos de 75 mL y un dosificador de 500 mL a 49 €.

 

“Magic Elixir”, el concentrado capilar reestructurante, es uno de los tratamientos pre – lavado que más me gustan para el cabello. No sólo protege el cuero cabelludo, también ayuda a controlar la caída y a que nuestro cabello crezca más fuerte y sano. Además, aporta brillo. Aquí os dejo su review individual.
Tiene un precio de unos 23 € el bote de 125 mL, pero cunde muchísimo. No sé si está descatalogado porque hace tiempo que lo veo agotado en web, tendré que informarme y os cuento (;
El tónico de pepino es el que más me gusta de todos los tónicos que he probado de Kiehl’s. No contiene alcohol, por lo que no irrita nada la piel, y además no deja sensación pegajosa (característica que odio de algunos tónicos). Deja el rostro fresco y calmado, además aporta humedad. Esto facilita muchísimo la aplicación posterior del sérum (si es que lo incluís en vuestra rutina de cuidados). Aquí os dejo su entrada correspondiente.
Tiene un precio de 18,50 € el bote de 250 mL y ahora hay un formato nuevo de 500 mL por 29 €.
De la limpiadora Ultrafacial no hace mucho que os conté todo cuanto sé. Era mi limpiadora preferida hasta que, como os he comentado más arriba, probé la de Caléndula. Pero esto no hace que ya no me guste, me sigue pareciendo una limpiadora fantástica y económica. Es una limpiadora perfecta para utilizarla en la rutina matinal (aunque también puede emplearse de noche, sólo que yo para la limpieza nocturna prefiero limpiadoras más “contundentes”. Su precio es de 18 € el bote de 150 mL.
 
Un producto estrella de Kiehl’s, para mí, es sin duda la Actively Correcting and Beautifying BB Cream. Creo que voy, si no me equivoco, por el tercer bote, y cada vez me gusta más. Deja un acabado muy natural y semi – mate en la piel (no cubre mucho, eso sí, por lo que para zonas conflictivas es necesario tirar de corrector). El olor es rarito, pero quitando esto, por lo demás, me encanta. No sólo nos deja buen aspecto, además cuida y nutre nuestra piel, gracias a sus activos hidratantes y a su factor de protección solar SPF 50. Un imprescindible en toda regla. Su precio es de 30 €. Su entrada la podéis leer aquí.
 
Os voy a citar brevemente un aroma de los Aromatic Blends de Kiehl’s. Mi preferido es el de Vainilla y Cedro y aún a día de hoy no he conseguido hacerme con un frasco “de verdad” (o que me lo regale algún rey mago despistado o amigo invisible). He gastado bastantes muestras y esta minitalla que veis, pero nada de bote de tamaño grande. Me fascina porque a mí personalmente me chiflan los perfumes que contienen vainilla en sus notas. Pero soy muy exigente en cuanto a perfumes, como bien sabéis, por lo que las notas de vainilla no pueden ser demasiado azucaradas ni pueden “empalagarme” y embotarme los sentidos. Este perfume de Kiehl’s es perfecto en este sentido, pues su vainilla no es la vainilla típica empleada en los perfumes, sino Vainilla de Uganda, más suave y con más cuerpo. Me vuelve loca. Su precio es de 45 € el frasco de 100 mL.

 

Para terminar os dejo un sérum con el que tengo una relación amor – odio y que también tendrá su review individual en el blog en próximas entregas. Se trata del famoso Midnight Recovery Serum. Lo cito entre mis preferidos de Kiehl’sporque, tras mucho utilizarlo, finalmente le he cogido el puntito a su uso. Si lo usaba todos los días, me engrasaba la piel cosa mala. Pero, utilizándolo puntualmente (unas 2 – 3 noches a la semana), noto una mejoría considerable en mi piel. Me levanto con la piel más descansada, relajada y luminosa, justo lo que promete este producto.
Tiene un precio de 42 € el tamaño de 30 mL y de 63 € el de 50 mL.
Y bueno, otra entrada kilométrica más, pero me parecía interesante (y necesario) después de todos los productos deKiehl’s que llevo enseñando por aquí en mis años de beauty blogger.
¿Coincidimos en alguno? ¿También es Kiehl’s una de vuestras marcas fetiche en cosmética?
Besos miles y nos leemos en la siguiente entrada,
 
Auxi

5 comentarios:

  1. Pues ni te digo como me viene ahora que por fin hay stand de Khiel’s en el ECI de Granada! Jajaja eso sí, he hecho tantos “fichajes” de tu post que tendré que esperar a un “friends & family” yo también para no dejarme la tarjeta tiritando 😀
    BESOS!

    Responder

  2. Yo me quedo con el midnight recovery oil, el midnight recovery eye treatmente (contorno de ojos), y la BB Cream.
    Besos!

    Responder

  3. Gracias por comentarnos tus favoritos y tus impresiones de todos ellos. Probé un minitarrito de una de las cremas y me encantó por lo que lo más seguro que lo compre en formato normal, cuando acabe alguna de las cremas que tengo en uso.

    Muackss

    Responder

  4. De todo, lo único que he usado ha sido el contorno de aguacate, que me encantó. Y ahora, aunque había cosas que me apetecía probar, después de leer tu post, me llaman la atención una barbaridad ^^
    Me quedo esta entrada como mi favorita y básica para próximas incursiones en Kiehl’s, me encanta como esta explicado todo, así como la selección de productos, de 10!
    ¡Un beso guapa!

    Responder

  5. Yo coincido en muchos productos contigo, y me ha venido genial tu consejo con el midnight recovery… Lo voy a poner en marcha a la de ya!

    Responder

COMPARTIR