Ultra Facial Cleanser de Kiehl’s, mi limpiadora básica

¡Buenos días!

Últimamente mis entradas son, en su mayoría, de productos relacionados con el cuidado facial. Esto es así porque la verdad es que se me había acumulado bastante “faena” y son cosméticos de los que quería hablaros sí o sí en una review individual. Otros, que no me han impactado ni para bien ni para mal, los dejo para hablaros de ellos algo menos en detalle en mis entradas de productos terminados.

Por ejemplo, la review de hoy va dirigida a un producto del que debo llevar gastados 3 – 4 envases y aún no os había hablado de él. Muy mal por mi parte, porque encima se trata de uno de mis básicos, uno de los afortunados que se ha hecho un hueco en mi rinconcito del cuarto de baño y al que vuelve, más tarde o más temprano, cada vez que lo termino.

Se trata de la limpiadora Ultra Facial de Kiehl’s.

Si os apetece un café bien calentito, seguid leyendo (;

 

La limpiadora Ultra Facial llegó a mi vida al mismo tiempo que mi hidratante de cabecera, allá por el 2012, su compañera de gama Ultra Facial Cream. Llevo usándola mucho tiempo y, aunque la he alternado con otras, me encanta y la repongo siempre que puedo.

Esta limpiadora está pensada para todos los tipos de piel, aunque personalmente no la recomendaría para pieles muy grasas pues puede que éstas necesiten algo más potente (quizá la limpiadora Oil – Free de la misma gama). Cuenta con una fórmula muy suave y posee pH neutro. Promete dejar la piel libre de grasa, suciedad y residuos respetando el equilibrio de la misma y sin resecarla o despojarla de sus aceites naturales.

Sus ingredientes principales son:

–      Aceite de hueso de albaricoque, que posee un alto contenido en vitamina E, un 75% de ácido oléico, 20% de ácido linoléico y ácidos grasos no saturados esterificados con glicerina, semejante a los aceites de aguacate y de sésamo. Hidrata y suaviza la piel conservando su claridad y flexibilidad.

–      Aceite de aguacate, un emoliente abundante en ácidos grasos y conocido por ser el aceite de frutas más hidratante. Es una fuente natural de aminoácidos, vitaminas A, D, E y potasio. Ayuda a restaurar la hidratación natural de la piel.

Os dejo la foto de los ingredientes, como siempre:

La textura es tipo gel, pero bastante densa, con un tono semi – transparente y un aroma bastante neutro, huele a jabón de toda la vida:

El packaging es muy práctico, un tubo invertido que termina en un pequeño dispensador con el que podemos controlar sin problemas la salida del producto, gracias a también a la textura densa de éste:

Quizá el único punto en contra que le encuentro al packaging es que no podemos ir viendo cuánto nos queda de producto, aunque por el peso más o menos podemos deducirlo.

El frasco trae una cantidad de 150 mL y tiene un precio de 17,50 €. Podéis encontrarlos en lasboutiques de Kiehl’s y en los corners de Kiehl’s de El Corte Inglés, así como en su página web.

Al principio de utilizarla recuerdo que era mi limpiadora nocturna. Sin embargo, a los pocos días decidí cambiarla a mi limpiadora de mañanas, y ahora os explico el por qué. Deja la piel muy limpia, sin nada de sensación de tirantez, pero limpia, no sé si me explico bien. Digamos que después de aplicarla, noto la piel “cómoda” y que no me pide a gritos la hidratante. Este aspecto me encanta. Por eso, aunque limpia muy efectivamente, es muy respetuosa con la piel. Sin embargo, por la noche yo suelo utilizar limpiadoras algo más “potentes”, que tampoco me dejen la piel incómoda pero sí que note algo más de frescor. Especial que es una, lo sé. Más que nada porque me gusta retirar bien los restos de maquillaje y del aceite que utilizo para desmaquillarme.

Por las mañanas es la limpiadora perfecta. Puede definirse como una limpiadora básica que dudo mucho que no le guste a alguien, pues cumple su función a las mil maravillas. Al levantarnos, como lo único que ha ocurrido en nuestra piel han sido las horas de sueño y reparación nocturnas, no hay grandes restos de suciedad que quitar, ¿para qué usar una limpiadora más “agresiva”? Con ésta estoy contentísima.

Otro punto a favor es que hace bastante espuma y que con muy poquita cantidad masajeamos perfectamente todo el rostro. A mí un bote de estos me pude durar casi un año, usándolo sólo por las mañanas, claro. Si la usáis mañana y noche, obviamente os durará menos (:

¿Cuál es vuestra limpiadora básica? ¿Os animaríais con Ultra Facial Cleanser de Kiehl’s?

¡Besos miles y nos leemos en la próxima entrada!

 

Auxi

2 comentarios:

  1. Pensaba que la había probado pero al ver la textura me he dado cuenta de que no (igual estoy confundida con otra línea, supongo). Me ha gustado lo que nos cuentas de ella. Ahora, por las mañanas, estoy usando una de OZ Naturals y reconozco la sensación que dices, de piel limpia pero confortable.
    Un besazo!

    Responder

  2. Use un envase por recomendación tuya y me gustó mucho pero soy culo inquieto y probé la de pieles sensibles de Acure y la veo muy similar y a un precio mejor, así que me he quedado con esa por el momento.
    Un besooo

    Responder