Precision Lifting and Pore-Tightening Concentrate de Kiehl’s, el sérum “tensor”

¡Buenos días!



Después de un par de semanas de minivacaciones (un poco “forzadas” pero necesarias) vuelvo a la carga con más contenido que espero que os guste. Para compensar un poco, esta semana habrá dos entradas, he cambiado el día de publicación de miércoles a martes para que estén algo separadas entre sí. ¡Y espero que os gusten! (:

Llevo algún tiempo queriendo actualizar mi rutina facial en el blog, tanto la diurna como la nocturna, pero con mis más y mis menos aún no he podido sentarme en serio a redactar sobre el tema. No obstante, antes de llegar a ese punto, que espero poder hacer pronto, voy a hablaros de dos productos que forman parte de dicha rutina. El que os traigo esta semana es uno de los últimos lanzamientos de Kiehl’s, que lleva ya meses en venta: el sérum Precision Lifting and Pore – Tightening Concentrate (ahí queda el nombrecito tan corto que tiene…). Fue un obsequio que me hicieron en la boutique de Kiehl’s Valencia para que pudiera probarlo y daros mi opinión, y tras algunos meses de uso me dispongo a hablaros de él en detalle.

 

¿Queréis saber más? Os cuento…
Seguro que lo primero que habéis pensado es… ya está aquí otra vez la “pesada” ésta hablando de Kiehl’s. Pero lo cierto es que, si me seguís desde hace tiempo y en mis redes sociales, Kiehl’s es una marca cuyos productos me funcionan bastante bien. No todos, obviamente, en algunas reviews podréis leer que también me he llevado mis chascos con cosméticos que no me funcionan, incluso en algunos C’est Fini veréis productos que me ha encantado perder de vista. Pero en general puede decirse que Kiehl’s es mi marca de cuidado facial predilecta y que hay productos básicos e imprescindibles que ya no cambie (o es muy difícil que cambie) por nada.
Bueno, que me enrollo, vayamos al grano (:
Precision Lifting and Pore – Tightening Concentrate es un sérum pensado para tratar dos problemas que empieza a sufrir la piel con el paso del tiempo (es decir, con la edad): redefinir el óvalo facial proporcionando mayor firmeza a la piel, y reducir visiblemente el tamaño de nuestros poros, los cuales tienden a acentuarse y marcarse más con el transcurso de los años.
Sus ingredientes principales son extracto de levadura (componente que me parece, cuanto menos, muy curioso para ser utilizado en productos de tratamiento facial) y aceite esencial de geranio. Ambos actúan ayudando a mejorar la firmeza de la piel, redefinir el óvalo facial y minimizar los poros dilatados.
Contiene siliconas como podéis comprobar, aspecto que, la verdad, no me ha dado problemas y tampoco me preocupa demasiado puesto que cuido mucho la limpieza de mi piel.
El producto se presenta en un envase de 50 mL con dosificador de “pump”. Es muy práctico e higiénico y muy al estilo al que nos tiene acostumbrados Kiehl’s:
Una característica que me llamó muchísimo la atención es su textura: ligerísima y de muy rápida absorción, por lo que no es necesario esperar mucho tiempo para aplicar luego nuestra hidratante habitual:
El aroma es muy, muy agradable: huele a geranio y un poco a romero, pero no molesta en absoluto. Es más, se desvanece prácticamente tras la aplicación.
Su precio es de 59 € y podéis encontrarlo en las boutiques y corners de Kiehl’s. Además, también podéis comprar a través de su página web.
¿Cómo me ha funcionado a mí?
Pues bien, aunque nos recomiendan utilizarlo mañana y noche, yo he utilizado este producto única y exclusivamente en mi rutina nocturna. Para mi rutina diurna, empleo otro producto del cual os hablaré próximamente. Como os comentaba más arriba, la textura de este sérum hace que sea extremadamente fácil y cómodo de aplicar. Se absorbe muy rápido y podemos dar paso enseguida a nuestra hidratante.
Quizás hubiese notado efectos más rápidamente si hubiese hecho caso a las recomendaciones de la marca y lo hubiera empleado dos veces al día. Lo que sí os puedo decir es que, tras un mes de uso, mi primera impresión fue que mis poros, efectivamente, se veían más reducidos. No tengo unos poros marcados en exceso, pero alguno sí que es más evidente que otro, pero con este sérum he comprobado que han disminuido de tamaño de forma considerable. Y esta reducción ha ido haciéndose más palpable aún con el transcurso de las semanas.
Otro tanto ocurre con el tema flacidez de la piel del rostro. No es que tenga “descolgamiento” ni nada por el estilo, pero me noto más definida la línea de la mandíbula, los pómulos más tersos y la piel como más firme, no sé si me explico.
Un aspecto importante es el modo de aplicación del sérum, no sólo de éste, sino de todos los cosméticos en general. Es importante aplicarlos con movimientos ascendentes, nunca descendentes, para ayudar a que la piel “no se caiga”, y ejerciendo un masaje suave para favorecer su absorción.
¿Conocéis este nuevo sérum de Kiehl’s?
Besos miles y gracias por seguir siempre ahí,

Auxi

5 comentarios:

  1. Tengo muchísimas ganas de probar este serum; no hago más que leer buenas críticas. En cuanto pueda me hago con él.

    Responder

  2. Pues si notas el efecto en los poros, me interesa. Quedo a la espera de ese otro serum que usas de día, que me has dado curiosidad.
    Ah! Y a mi no se me hace pesado que nos hables de Khiel’s, como te digo siempre, me resulta interesante para saber con qué decidirme.
    Un besazo, guapa!

    Responder

  3. Siempre he leido buenas criticas de este producto,tendre que probarlo 🙂

    Responder

  4. Tengo muchas ganas de probar este serum. Si ayuda con los poros me vendría genial. Lo que no sabía es q tiene silicosis. 🙁

    Responder

  5. Perdón, quería decir siliconas.

    Responder

COMPARTIR